VII - EL CARRO

Cualquier cosa que esté proyectando hacer, se presenta bajo el signo del éxito, y el triunfo será la meta final.
Derecha: Aunque en cierto modo muestra la aparición de dificultades o adversidades, el carro es una carta positiva al indicar que existe el camino de para una solución favorable, es preciso para ello mantenerse firme, no perder la calma y guardar la suficiente fe en si mismo para tomar el camino adecuado.
Indica también el riesgo de las decisiones apresuradas que provocarían una retirada, una huida, un paso hacia atrás.
Muestra un momento propicio para elaborar planes, pues el equilibrio necesario para hacerlo está a nuestro alcance, con un buen control de nuestras facultades físicas y mentales conseguiremos grandes metas, en algún caso será necesario el consejo, el apoyo y la supervisión en el proceso de toma de decisiones, no sería bueno rechazarlo.
Invertida: Podríamos pensar que al encontrar la carta del Carro invertida, se está uno enfrentando al fracaso, en cierto modo así es, también muestra que nos faltan las fuerzas, que nos sentimos superados por los acontecimientos pero lo mas probable es que todo esto se deba a que no sabemos ver las cosas como son, no nos adecuamos a la realidad.
Miedo a vernos como somos, a calibrar nuestras propias posibilidades, falta de un equilibrio, de una autentica comunicación entre el cuerpo y el espíritu.