lunes, 23 de mayo de 2011

Como aprender a conocer las cartas del tarot

La primera cuestión que se le presenta al principiante, al aficionado que desea iniciarse en el arte del Tarot es que tiene que asimilar el valor, el simbolismo, el significado de los 22 arcanos mayores. Y eso sólo se consigue con método, paciencia, atención y perseverancia.

El primer paso consiste en estudiar e intentar aprender de memoria el significado de dos o tres arcanos cada día, tomando el naipe, mirándolo fijamente e intentando memorizar el máximo de detalles y significados.

De acuerdo con la tabla que ofrecemos más adelante.

Una vez se tiene idea de los valores principales, se pasa al método sencillo para practicar; este sistema consiste en responder a preguntas con una sola carta. Debe practicarse de la manera siguiente:

El aprendiz toma las 22 cartas representativas de las arcanos mayores y los distribuye sobre la mesa. Debe colocar los naipes boca abajo y distribuirlos en dos hileras de 11 (es el sistema más recomendable) o en dos filas de 7 y una de 8, según el tamaño y forma de la mesa.

Una vez tiene delante (boca abajo) los 22 arcanos, debe pasear su vista lentamente por encima de las cartas, a fin de estimular su sexto sentido o intuición. Seguidamente (0 antes si se prefiere) debe hacerse una pregunta.

La pregunta se puede hacer mentalmente o en voz alta, y acto seguido se elige el naipe que la intuición indica y se saca del conjunto. colocándolo delante, pero conservándola boca abajo. Hay que estar relajado y receptivo, a fin de experimentar qué impresión le causará a uno en el momento de darle la vuelta o levantarla.

Vuelva la carta boca arriba y, aparte de la impresión buena o mala recibida, se estudia la lámina y sus significados.

Puede tenerse la tabla que a continuación reproducimos para poder consultar si fuera necesario.

Practicando este sencillo sistema durante algunas semanas, se llega a adquirir práctica y soltura en la interpretación, ya que la mente se agiliza haciéndose más sensible y receptiva y las ideas e impresiones se suceden con mayor fluidez.

Hemos de aclarar que el lenguaje del Tarot es una especie de enclave, encrucijada, laberinto, enigma, crucigrama, etc.,del que parten varias líneas o caminos hacia el futuro o hacia el pasado; el tarotista o vidente, con su intuición, sexto sentido o experiencia es el que elige la línea o ruta de mayores probabilidades, o se equivoca, por supuesto.

Para finalizar, este capítulo recordaremos la conveniencia de hacer que queme una varilla de incienso de sándalo mientras está estudiando y practicando o realizando una sesión profesional de Tarot, ya que este incienso estimula la clarividencia y el sexto sentido.

No hay comentarios:

PARTICIPAR EN ESTE BLOG