El tarot de Crowley o de Thoth


Aleister Crowley, como muchos ocultistas del principios del siglo XX, adquirió mala reputación. Sin embargo, creó un magnífico mazo de tarot que fue disenado y pintado durante la Segunda Guerra Mundial, pocos anos antes de su muerte, que tuvo lugar en 1947. Las imágenes de su baraja reflejan la ecléctica filosofía ocultista de Crowley y, al igual que el tarot de Rider-Waite, el suyo incluía símbolos tanto de la alquimia como de la astología. Crowley trabajó en estrecho contacto con Frida Harris para introducir, además, las ensenanzas secretas de la Orden del Amanecer Dorado.

El tarot de Thoth o de Crowley se ha convertido en uno de los más populares del siglo XX; sus colores, imágenes y simbolismo geométrico convierten cada carta un una obra de arte. Sin embargo, la profundidad esotérica de esta baraja puede resultar más difícil de interpretar. El mazo de Crowley difiere de la mayoría en que incluye un Caballero, un Príncipe, una Princesa y una Reina, pero ningún Rey. Cada uno de los Arcanos Menores, numerados, lleva el título de un palabra clave. Por su parte, los Arcanos Mayores también difieren radicalmente de los mazos tradicionales con sus veinticuatro cartas, entre las que figuran tres "magos".-