Tarot Grand Etteilla

La consagración del Tarot

Editado a finales del siglo XVIII, fue el primero que se realizó con fines adivinatorios y cartománticos, y consiguió de inmediato una gran popularidad gracias a los textos incluidos en cada una de las cartas, que permitían una fácil lectura e interpretación. Es una versión moderna en la que se han respetado con fidelidad las imágenes y contenidos del original.



Etteilla fué un ferviente seguidor de las ideas esotéricas de Antonie Court de Gebelin, y en las cartas de su tarot unió las ideas de éste último sobre el origen egipcio del tarotcon la tradición cartomántica de las gitanas., las tradicionales echadoras de cartas. El resultado fué una baraja de tarot de 78 cartas, de numeración correlativa y de fácil uso para la interpretación, ya que cada una de ellas llevaba escrito su sentido cartomántico tanto al derecho como al revés, lo que contribuyó a hacerla mas popular.
Etteilla describió dichas cartas en su libro de Thot, publicado en 1787. La baraja manenía la estructura tradicional: 21 triunfos, que son las cartas que se enumeran de la 1 a la 21 y los cuatro palos, de catorce cartas cada uno (los bastos van de los numeros 22, el rey, a 35, el as; las copas abarcan del 36, el rey, al 49, el as; las espadas cubren del numero 50, el rey al 63, el as y por último, los oros van del 64, el rey, al 77, el as), el loco lleva el numero 78.
Además de su contenido simbólico y cartomántico, las siete cartas numeradas del 2 al 8 simbolizan también los siete días de la creación, de acuerdo con el libro del génesis, aunque el orden de las cartas y el de los días no se corresponden. La carta 2 es la del primer día, y simboliza la creación de la luz;la carta 4 o del segundo día, la del cielo; la carta 3 o del tercer día la de las plantas; la carta 6 es la del cuarto día y simboliza la aparición de los astros; la carta 7 o del quinto día, la de los pájaros y los peces; la carta 5 que corresponde al sexto día, la de los animales terrestres y el hombre, y, por último, la carta 8 es la del séptimo día, el de descanso.
Las cartas 2 a 5 también hacen referencia a los cuatro elementos clásicos. la carta 2 corresponde al segundo elemento, el fuego;, la carta 3, al primero, el aire;la carta 4, al tercero, el agua; y la carta c5, al cuarto, la tierra. Las cartas 9 a 12 aluden a las cuatro virtudes cardinales por este orden: justicia, templanza, fortaleza y prudencia, y las cartas 1 a 12 incluyen también los signos del zodiaco, Por último las cartas 13 a 21 y la 78 se refieren a diez importantes aspectos de la vida humana, como el matrimonio la locura, la enfermedad y la muerte.