jueves, 28 de julio de 2011

Videncia del Tarot


Si desea alcanzar la videncia a través del tarot o al menos acercarse a ella o intentadesarrollar sus facultades innatas le sugerimos realizar un ritual que destaca por la sencillez y la concentración que genera.

  • Evite las interrupciones durante el desarrollo del ritual.
  • Debe tener en cuenta que concentrase no es ponerse tenso, sino relajarse, por lo que el ritual debe ser simple y fácil de recordar.
  • Antes de hacer entrar al consultante, debe tener la mesa lista, despejada y con el mazo de Tarot a mano.
  • La ambientación lumínica debe ser la adecuada, con una luz que nos permita ver con claridad pero sin cegarnos. Hay que tener en cuenta que los ambientes lúgubres o muy apagados pueden inducir temor o desconfianza en nuestros clientes, conviene no exagerar con la ambientación. El tarot no tiene por qué ser macabro.
  • La ventana cerrada salvo que esté garantizado que no se habrá ruidos molestos, interrupciones etc. También deberíamos mantenerla abierta si tenemos inciensos encendidos, para garantizar la ventilación.
  • Al entrar la persona que vamos a atender, hágale sentar enfrente de usted, hablen un poco para que se relaje y nos facilite el motivo de su consulta mientras desenvuelve el Mazo de Tarot, pero no haga demasiadas preguntas al individuo antes de empezar. A veces es mejor no saber nada de su vida y concentrarse tan sólo en el mensaje de las Cartas del Tarot. Esto lo irá calibrando desde su experiencia como tarotista con el tiempo hasta saber qué es mejor en cada caso.
  • Encienda la luz auxiliar, que puede ser un pequeño velador con luz suave o de color, apague la principal, tome el Tarot entre sus manos y pida a aquello en lo que usted crea que le de claridad o videncia al interpretar las Cartas. Si no es creyente pídaselo al infinito o incluso a su propia mente. Hágalo humildemente y con total convencimiento.
  • Tenga en cuenta que debe hacer de medio (medium) para sacar a la luz aquellos aspectos ocultos que el consultante desea descubrir y no puede sólo. EL Tarot es una poderosa herramienta.
  • Suele ayudar el hecho de que el consultante no cruce la piernas durante la sesión de Tarot, y que no lo haga el Tarotista, aunque algunos profesionales las cruzan intencionalmente para autoprotegerse.
  • Escoja el tipo de tirada de tarot más adecuada para su estado de ánimo en ese momento. Con la práctica sabrá qué es mejor en cada momento. Escuche con atención la pregunta del consultante y sus circunstancias.
  • Baraje bien las Cartas del Tarot, permitiendo que puedan salir invertidas por el azar. Corte las Cartas y haga elegir a la persona entre 2 o 3 montones o bien déjele cortar a él y formar los montones, dependiendo de si desea o no que el consultante toque su Baraja de Tarot.
  • Coloque las Cartas descubiertas sobre la mesa, según el sistema que haya elegido para tirar el Tarot. Una vez que estén todas desplegadas, interprételas comenzando por la impresión general que le producen. Muchos Tarotistas miran la proporción de Cartas invertidas (malos momentos), cantidad de bastos (las Cartas hablan de trabajo o esfuerzo), espadas (problemas), oros (asuntos económicos), copas (sentimientos) etc. Después vaya interpretando carta por carta del tarot intentando responder a la pregunta o preguntas del consultante.
  • Una vez acabada la consulta ventile la habitación y deje el mazo de cartas de tarot preparado para la siguiente consulta.

No hay comentarios:

PARTICIPAR EN ESTE BLOG