Significado arcanos menores según su número, el 1

 

UNO:

El número uno representa el principio, la unidad y el origen de todas las cosas. Es un punto en el infinito, un punto del cual emanan todas las cosas. El número uno es masculino y está asociado con el fuego. Esotéricamente, el número uno es el Rayo Primordial, la gran Llama Blanca que contiene los siete colores en suspensión. Representa a Dios. Astrológicamente, el número uno está regido por el Sol y simboliza la autoridad, el poder, el orgullo, el amor propio, el padre, la vitalidad y el éxito. Su color es el dorado. Los ases son las cartas más poderosas y significativas. Su presencia, en algún sector de la tirada, determinará la importancia de ese sector o pronóstico.

Por lo general, los ases aparecen en momentos de gran trascendencia para el consultante; ellos pueden indicar tanto un gran triunfo como el pero de los fracasos. La fuerza de cualquier as, es indestructible e inamovible. Si se trata de un as positivo (de oros o de copas) señalará un momento de gran prosperidad, pero no ocurrirá lo mismo si en la lectura apareciera un as negativo (de espadas o bastos); en este caso, el consultante enfrentará una fuerte aflicción imposible de eludir.
El número uno es la manifestación del Creador y a partir de él, surgen los demás números. No obstante, a pesar de sus generaciones, el número uno es indisoluble e indestructible, es la Unidad. Señala las posiciones de poder, de preeminencia y de prestigio. Las personas descriptas por este número son autoritarias, orgullosas, protectoras y ambiciosas. En el plano psicológico, representa el lado consciente de la mente; por eso, las decisiones que toman estas personas serán realistas y concretas. Además, el número uno indica que las situaciones descriptas no pasarán desapercibidas por los demás y marcarán el comienzo de algo nuevo para el consultante.

 

AS DE OROS

Es la carta más favorable de la baraja. Señala triunfo, éxito material, gran ganancia de dinero, logro de objetivos, solución a problemas pasados y buena salud. Es el triunfo de la voluntad del consultante sobre su realidad, el logro de aquello que anhela y ambiciona. En el área laboral puede indicar un ascenso, una mejora o el recibimiento de algún premio o distinción. La voluntad es fuerte y el consultante tiene muchas iniciativas y poder. Además, indica muy buen estado físico y gran caudal de energías.

AL REVÉS: Favorece más el plano sentimental que el material. Éxito en el amor, conquista sentimental, compromiso, seducción y magnetismo. En su faz negativa, indica falta de energía para llevar a cabo las metas. Necesidad de apoyo y comprensión.

 

AS DE COPAS

Representa la casa, el hogar, el medio ambiente. Esta carta señala que los problemas familiares se resuelven y la armonía reina en el hogar. El mundo emocional es intenso, preponderante y, a la vez, satisfactorio. Esta es una carta de alegría, seguridad personal; también indica festejos. La carta promete estabilidad general, sensación de protección y armonía familiar. La casa es el refugio del consultante. Cuando esta carta aparece, señala que es buen momento para invertir en bienes raíces, decorar la casa o realizar una mudanza.

AL REVÉS: Indica desorden y despreocupación general, particularmente por el estado de la casa o por los problemas familiares. Tendencia a la vida de placeres y a la irresponsabilidad. La persona se siente sin refugio, sin protección, y se encuentra viviendo un momento de inestabilidad emocional o de confusión.

 

AS DE ESPADAS

Esta es una de las cartas más desfavorables del mazo y su aparición en la tirada señala una crisis o un problema importante en la vida del consultante. Cuando la carta se ubica de manera tal que la punta de la espada queda hacia arriba, entonces es maléfica y expresa traición, ruina, corte, pelea, ruptura, litigio o enfrentamiento; cuando aparece de esta manera la espada se encuentra en acción; la persona puede estar lista para pelear, para defenderse o para atacar. En el orden físico, el as de espadas indica crisis nerviosa o de personalidad; es una lucha interna o desequilibrio que se manifiesta en lo externo. El consultante tiene mala relación con su entorno; puede vivir injusticias y situaciones muy tensas. Esta carta siempre es señal de dolor y frustraciones.

AL REVÉS: La espada hacia abajo es menos peligrosa e indica represión. En este caso, debes considerar que la espada está en reposo y ello puede señalar un estado de indefensión o de contención. La carta al revés significa dolor ahogado, rencor, deseos de venganza, pérdidas y falta de vitalidad física. Expresa una situación del pasado que continúa sin resolverse, sin manifestarse en el presente y que demorará en solucionarse. Deberás sugerirle al consultante que exprese más abiertamente sus disgustos, desagrados y disconformidades; de lo contrario, la tensión interna irá creciendo y terminará explotando en el futuro. Para resolver los problemas que señala esta carta, siempre es necesario actuar con paciencia y perseverancia, porque las espadas siempre provocan demoras y obstáculos.

 

AS DE BASTOS

Esta carta indica la voluntad del consultante para hacer frente a los problemas de su vida, Es una carta de reacción instintiva y primitiva. Al igual que el as de espadas, si el basto está hacia arriba se considera que está en plena acción y ello significa la posibilidad de vivir alguna pelea, discusión, tensión general o gran preocupación. La carta describe una situación que escapa a su control. Las decisiones que toma la persona podrían ser precipitadas y equívocas. En su lado positivo, esta carta siempre nos recuerda que hay voluntad, perseverancia y energía para la acción. Se le debe recomendar al consultante que actúe inteligentemente y con orden para no desaprovechar esta energía. Si él se maneja en forma metódica y organizada, entonces encontrará éxito en lo que se proponga. En el orden emocional, la carta advierte acerca de situaciones tensas generadas por celos desmedidos, deseos de controlar o dominar.

AL REVÉS: Cuando el basto esta hacia abajo, se le considera en reposo y ello indica energía contenida y falta de acción. Las preocupaciones, los miedos o las exigencias del entorno, a la persona superan y limitan su voluntad para el trabajo. Existe fortaleza física pero falta incentivo para la vida en general. Esta carta conlleva depresión, tristeza, soledad y aislamiento. La persona siente que no le es posible vencer sus dificultades y que no cuenta con la ayuda de los demás.