Significado arcanos menores según su número, el 6

SEIS

El seis es el número del amor. Representa la fuerza de coalición y atracción entre distintas personas. Es un número que brinda armonía, paz, afectividad, cariño y suavidad. También, aporta un gran sentido estético y habilidad artística. Los sucesos que están relacionados con este número son por lo general benéficos y asocian al mundo romántico del consultante. Si el pronóstico se refiere al área laboral, indicará su pasión por lo que hace. Si se refiere a su cuerpo físico, indicará belleza, vanidad y la preocupación por mejorar la apariencia externa.
Este número tiende a los lujos y a búsqueda de toda clase de placeres. Esotéricamente, se representa al seis con dos triángulos invertidos y unidos por una base; a esta figura se la llama el Sello de Salomón o el Diamante del Filósofo. Esencialmente, el seis es un número constructivo, de trabajo: la Creación fue realizada en seis días. Los chinos dicen: "seis respiraciones produjeron todas las cosas en silencio". Su color es el rosado y toda la gama de los tonos pasteles.

Astrológicamente, el número seis está regido por Venus, el planeta del amor y la belleza. Este astro gobierna el amor romántico, las fantasías y el poder de atracción entre personas. Cuando una persona recibe la influencia de Venus es cálida, amable, sociable, suave y armónica. El aspecto adverso de este astro hace que la persona sea cómoda, indolente, perezosa y tendiente a toda clase de lujos y placeres.

El número seis se relaciona siempre con la belleza. Si el seis describe a una persona, entonces una de sus características principales será su atractivo físico, sus buenos modales y su refinamiento. Cuando se describe algún lugar, el seis representa los ámbitos sociales, los clubes, los lugares de diversión, de encuentro y también todos los sitios románticos. 

 

SEIS DE OROS

Hay ocasiones en las cuales uno requiere la mano de un amigo para avanzar en la senda de la vida. Esta carta representa el concepto de la "generosidad" en la forma de la ayuda del prójimo, el apoyo, el compartir problemas y recibir soluciones. El consultante puede estar pasando por un momento oscuro, pero a su alrededor logrará ver que no está solo enfrentando sus propias penumbras, sino que hallará la respuesta a sus peticiones y la inyección de energía que necesita para seguir adelante mediante el encuentro de algún "Ángel de la Guarda". La vida se mostrará amable con él y podrá conseguir lo que desea a través de personas benefactoras, las cuales - de modo económico o emocional - lo nutrirán de aquello que le hace falta. Estabilidad y armonía económica. Inversiones y compras de objetos que ayudan al confort. Acontecimiento social. Encumbramiento.

AL REVÉS: No se le pueden pedir peras al olmo. El consultante se enfrentará a una negativa en aquello que pide, pero no es por falta de merecimiento ni nada que se le parezca, sino que la razón tiene que ver directamente con la persona a la cual se le ha pedido. La negación de la ayuda representa una lección que aprender, la cual es discernir entre una persona generosa y cooperativa y quien sólo dice sin cumplir lo que promete. No es recomendable emprender nuevas empresas si es que no se tiene capital propio, ya que las transacciones bursátiles se verán entorpecidas bajo esta influencia y las personas involucradas no estarán tan dispuestas a dar como sí a recibir. El éxito se da en el plano sentimental. Proposición matrimonial. Compromiso. Apoyo afectivo de la gente del entorno. Armonía general y bienestar. Período de goce y placeres generales. 

 

SEIS DE COPAS

El Seis de Copas es la carta del pasado y las consecuencias que éste trae al presente. Mucho de lo que el consultante puede estar sintiendo o sufriendo es todo aquello que en su pasado no pudo resolver y que vuelve al presente como una cuenta pendiente. Hay traumas y pensamientos no resueltos desde la niñez, ideas inflexibles de los padres que han llegado a quebrar los pensamientos propios, costumbres de la familia que se han vuelto malos vicios y limitaciones.
El consultante no tiene las alas cortadas, pero ha sido tal el bombardeo que se ha autoconvencido de ello y ha alimentado esa visión gracias a las experiencias vividas. Es necesario un proceso de autoconocimiento que incluya terapia psicológica, meditación o algún tipo de disciplina espiritual que sea del gusto del consultante para que así alcance a vislumbrar qué es real y qué no lo es en el extenso mundo de su desesperanza y pesar. Emociones profundas. Fantasías sentimentales. Reunión de amigos. Romances. Amistad que se vuelve noviazgo. Intensa vida social. Posibilidad de conocer gente nueva.

AL REVÉS: El futuro del consultante se ve promisorio, aunque hay que tener algo de paciencia y esperar a que las cosas maduren. Luego de mucho tiempo de pensar las cosas, se dará la situación para que mucho de lo soñado tenga su espacio en la realidad, aunque la felicidad no será total de buenas a primeras, más bien es un proceso que saldrá a la luz poco a poco.

Habrá muchas oportunidades para brillar como desea, así que no hay que abrumarse si se pierde una u otra por andar distraído, la abundancia será duradera y el consultante tendrá el espacio que necesita cuando sea el momento. La luz saldrá para él en forma de grandes alegrías, lugares bellos para ver, reuniones con personas muy provechosas, romances, diversión y experiencias gratificantes que podrá usar para crear una mejor imagen de la vida y el mundo. Puede que nuestro consultante se encuentre agobiado en este momento, pero es sólo cosa de algo de tiempo y una pizca de paciencia para que todo se encienda en su vida y halle eso que tanto ha anhelado encontrar.

Emociones descontroladas. Fantasías que no se cumplen. Romance que se termina o permanece sin definición. Vida social intensa, pero no muy favorable. Pérdida de tiempo con personas que no aportan mucho. 

 

SEIS DE ESPADAS

El consultante puede estar saliendo de un período donde la claridad no era su norte, sino que se hallaba sumergido en la más absoluta de las profundidades de su temor. Es muy común ver esta carta cuando alguien ha pasado un período de gran pesar, dolor o tiempos difíciles y aún tiene miedo de avanzar. Es obvio ese miedo, su nueva etapa le es desconocida y tarda en asimilarla, pero es cosa de paciencia y empeño el consolidarse. La salud puede estar plagada de altibajos, pero nada grave, mientras que el dinero sufrirá los mismos vaivenes que el resto de la vida del consultante. La salida de las dificultades es segura, pero lenta, así que hay que pedir mucha paciencia y fe y todo se resolverá de la manera idónea. Si nuestro consultante se está desvelando o pensando obsesivamente en un problema en particular, ya es hora de que descanse y respire... sus ruegos serán escuchados.

AL REVÉS: En posición normal, esta carta indica salida; en invertida es todo lo contrario, representa una entrada posible a dificultades de todo tipo. Estas dificultades pueden ser ocasionadas por dos cosas en particular: una, la propia imprudencia de un consultante extremadamente confiado y dos, un plan en contra del consultante que está dando sus perversos frutos.

Es recomendable que nuestro consultante permanezca al margen de todo lo que implique mucha gente opinando, es decir, no inmiscuirse en habladurías hacia otra persona ni hacer algo malo contra nadie, porque se verá sin salida alguna a la hora de las excusas. Tampoco se recomienda el pavoneo sin verdadera consciencia de sus capacidades, sólo hablar de sí mismo cuando esté seguro que realmente puede hacer algo efectivamente sin tener que pasar vergüenza al dejarlo a medias. Cuidado y humildad son necesarias para seguir adelante sin daños.

 

SEIS DE BASTOS

Se considera que la carta está al derecho cuando están dos bastos verdes y uno rojo en el medio hacia arriba. En el tema del amor, esta carta señala apasionamiento. Pérdida de control por una situación sentimental. Dominio a través del amor. Seducción. Goce sexual y afectivo. Deseo ardiente irrefrenable. Cualquier actividad es emprendida con fervor.
El Seis de Bastos es una carta que indica el máximo provecho de las situaciones y recursos existentes, el uso de éstos de un modo consciente, honesto y consecuente y el trabajo personal y externo gestado en la honestidad y la entrega. Todo sacrificio hecho por el consultante tiene o tendrá su recompensa y todo el tiempo esperado se verá retribuido con creces.
Llega la hora de encontrar el punto exacto donde rinde más y se siente mejor sin sacrificar tiempo, familia o salud. La lucha - interna o externa - se cambia a un período de paz, estabilidad y desempeño máximo, donde se sentirá escuchado y apoyado en todo lo que realice. Hay buenas noticias referentes a posibles complicaciones, peleas y planes, las cosas se aclaran y toman un tono positivo, lo cual traerá estabilidad y calma a la vida del consultante. Nadie intentará meterse en su camino, nada podrá molestar ni intervenir, es hora de trabajar con empeño y orgullo y luego recibir todas las recompensas del caso.

AL REVÉS: Cuando quedan dos bastos rojos y uno verde hacia arriba. Clave para recordar: cuantos más bastos rojos queden arriba, mayor será la tensión. La carta se vuelve más peligrosa y agresiva. Pérdidas y perjuicios por dominación o manipulación afectiva. Sometimiento. Relación asfixiante. Escándalos por celos. Machismo. Relación afectiva que la persona da por terminada en su interior pero, que aún está vigente. Peso por la rutina o por las obligaciones formales de una pareja. 

El Seis de Bastos en posición invertida advierte acerca de complicaciones en el ámbito laboral y personal, que pueden conducir a un malestar generalizado para el consultante. Él se puede sentir maltratado, ignorado, mal juzgado y culpado de cosas que no ha hecho, lo que es completamente cierto, pero no está en condiciones de defenderse ni de sacar adelante su punto de vista. Las cosas parecen andar yendo al revés y esto hace sentir completamente indefenso al consultante, causándole frustración y dolor. 

Sus planes se verán aplazados un buen lapso de tiempo y, de salir, fracasarán debido a la mala energía a su alrededor, por lo que se requiere guardar el conocimiento, las ideas y las buenas intenciones hasta que el camino se vea más seguro. Los enemigos pueden ser muy fuertes en este instante, es mejor ir con cautela por la vida, hablar poco de la vida privada y a gente cercana, pues en otras bocas todo puede ser usado en su contra.