Prácticas Energéticas con el Tarot II Parte


El tarot está compuesto por un conjunto de símbolos vinculados a la alquimia, astrología, kabala, órganos del cuerpo, leyes del universo, etc. Un símbolo es la unión que conecta dos elementos dispares en nuestra psique.

Desde hace miles de años se sabe de la existencia de una energía diminuta que rige la sabiduría del cuerpo, pero hasta hace pocos años la psicología moderna empezó a hacer uso de ésta para crear cambios significativos en nuestras forma de pensar, sentir y actuar.

La psicología energética es una disciplina que emerge de tradiciones milenarias de medicina energética y conocimientos modernos de la psicología y el Tarot. Esta síntesis nos permite lograr avances significativos en un corto periodo de tiempo, y con la misma duración de los beneficios terapéuticos.

Visualiza el arcano de la justicia (8)

Imagina una luz que sale de él y envuelve tus riñones. Estás en un sendero de color verde. Te rodean hermosas pasturas y una bella arboleda. Al fondo del camino un bosque de muchos verdes intensos te atrae irresistiblemente. Está iluminado a pleno cuando llegas y entras en él. Se abre un claro y accedes a una estancia amplia donde te espera ella: LA JUSTICIA.

Una dulce figura femenina te mira con amor y te pide que te acerques. Es serena y despierta tu emoción. Sientes que es fácil confiar en ella. Le cuentas los problemas que te han traído a su presencia.

Escucha con atención, sonríe con indulgencia. Extiende su mano derecha y te muestra una balanza donde en un platillo están tus conflictos y en el otro las posibles soluciones.

Vas eligiendo la más adecuadas a cada cosa. Ordenas tu mundo y visualizas los errores que estás cometiendo y no te permiten quitarte la preocupación de encima.
Por primera vez en tu vida, puedes analizar tus cuestiones sin culparte por cada cosa. Ves los errores propios y ajenos y uno por uno los perdonas.

El ejercicio de la comprensión y el perdón te hacen un poco más sabio.
Los platillos de la balanza están en perfecto equilibrio. Te despides con AMOR de LA JUSTICIA.

Visualiza el arcano del ermitaño (9)

Imagina que una luz envuelve tu viento y los órganos contenidos en él. Contrae y relaja tu abdomen. Visualiza un largo camino de color verde azulado.Intérnate en él y recórrelo con tranquilidad.

Es un bello paisaje muy verde, cortado solo por el azul profundo del cielo del atardecer. Al fondo una montaña enorme te llama.

Sabes por pura intuición que deberás escalarla para encontrar lo que estás buscando.

Llegas casi cuando ha oscurecido. La mole se levanta recta frente a ti. Te das vuelta con el ánimo de desandar el camino. Pero la inquietud de tu espíritu no te permite desistir. Y escalas.

Cada paso hacia arriba es un dolor nuevo. El esfuerzo y el frío te cortan el aliento.

A mitad de camino desistes. Y en ese momento ves en la cima una luz muy débil que consuela tu corazón.

Sigues hacia arriba, sigues guiado sólo por la luz.

Exhausto te desplomas al llegar. Una mano muy suave y llena de arrugas te acaricia el pelo. Y entonces ves que la luz guía proviene de un pequeño candil con el que un anciano te ha estado iluminando.

Te abrazas a él con mucha fuerza y lloran juntos.
Te entrega el candil y puedes ver que te ilumina sólo a ti.

Por primera vez después de atravesar las dificultades y superar los dolores has descubierto que dentro de ti hay una luz de sabiduría que desconocías.

Te miras las manos y el cuerpo y te visualizas muy anciano. Acaricias tu larga barba blanca y el regocijo te inunda. ¡¡¡TÚ ERES EL ERMITAÑO!!!!
Acabas de descubrir el gran secreto del hombre: la luz de la sabiduría está en cada uno de nosotros.

Y te has atrevido a encontrarla.
La vida se abrió en su verdadero valor para ti. Lee y aprende del libro de tu vida.
Cuando sientas satisfecha tu sed de saber y aprender de ti mismo, respira profundo y vuelve a mirar.

EL ERMITAÑO está de nuevo frente a ti con su mirada bondadosa. Renovando el aceite del candil para iluminar al próximo peregrino que busque su saber.

 

Visualiza el arcano de la fuerza (11)

imagina que una luz envuelve tu espalda. Visualízate caminando por un paisaje salvaje. Es una selva donde la espesura se abre ligeramente a tu paso. Te sientes atemorizado por lo desconocido.

De pronto ves a una bella mujer jugando divertida con un enorme león.

De ella irradia una energía especial, es poder y fuerza pero con la pura suavidad de lo femenino.

Ella te mira y con un gesto te anima a acercarte. El león se revuelve bajo el contacto de su mano.

Con voz temblorosa le pides que lo calme y lo retenga. Ella te sonríe y señala un lugar a su lado.

Sientes un profundo miedo y, sin embargo, obedeces.

Te sientas y poco a poco te vas animando a acariciar a la bestia. Le hablas muy quedo y de pronto notas que estás a solas con él.

Tu fuerza interior se manifiesta y la bestia se entrega a tu poder.
Juega contigo y te obedece.

Has perdido el miedo y la fiera ya no lo es tanto. No ha perdido su fuerza, la tuya es superior.

Ahora imagínate aplicando esa misma fortaleza para resolver los problemas de tu vida.
Mira en detalle cada problema y la solución que vas encontrando.

Siente la energía que desde dentro tuyo se manifiesta y desplaza a los miedos y los mandatos del “no puedo”.
 
Incorpora esta magnífica energía a tu vida.


Si te ha gustado esta ORACIÓN, puedes hacer clik en ME GUSTA, en + 1 y de compartirla en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.