lunes, 13 de agosto de 2012

El Tarot uno a uno: El Mago

 
Carta número I.

La carta nos habla de un chico joven, vestido con una túnica y con el símbolo del infinito sobre su cabeza en forma de gorro. Con su mano izquierda señala al cielo y con la derecha a la tierra. Delante de él, encontramos unos objetos que simbolizan el poder creador que todos llevamos dentro. Se nos despierta un sentimiento de poder, de misterio, de magia. La palabra clave es poder creativo y guía interno.

El mago es un ser divino y humano al mismo tiempo. Este personaje es la consciencia del poder, sigue la voluntad cósmica, y sin deseos propios hace de puente entre el cielo y la tierra, entre la materia y el espíritu, entre nuestra alma y nuestro cuerpo...

Es la consciencia del yo superior que tiene sus raíces en todos nosotros. Es ese poder que más de una vez hemos profesado en el realizamiento de nuestros deseos, nuestras creaciones. Nuestro mago interior es nuestro protector y guía en nuestra evolución personal. Él nos conduce sabiamente por la vida incluso en aquellos momentos en que sentimos que estamos perdidos y no sabemos lo que será de nosotros.

En ese momento, algo nos incita a tomar una dirección determinada, una decisión, un compromiso como si de adivinación se tratara. Así nuestro mago no nos da las pistas de una forma directa, sino que recurre a herramientas como el tarot, los sueños, inspiraciones, intuiciones, visiones...

Es por ello que no se puede tener al servicio de nuestro ego o personalidad siempre que nos apetezca, pues él sólo aparece cuando lo considera realmente necesario. No para decisiones ni momentos cotidianos sino para la transformación en nuestra vida, para dirigir un cambio importante.

Seguir al mago es seguir la incertidumbre pues no quiere decir que no nos lleve a través del dolor y el esfuerzo, pero recuerda que como él es tu sabiduría cósmica, sabe lo que hace; así que no le tengas miedo y déjale fluir pues sino podrías reprimir esas cualidades de poder que llevas dentro y correrías el riesgo de quedarte estancado en tu vida.

¿Te atreves a descubrir tu poder creativo?

Ejercicios:

1º) Para empezar, en este ejercicio intenta recordar todos aquellos momentos en los que misteriosamente se cumplieron tus expectativas para alguna cosa o acontecimiento. Observa dentro de ti y busca recordar qué fuerza le imprimías a esos deseos, ¿podría ser tu mago? Paralelamente recuerda también aquellos momentos en los que saliste indemne milagrosamente, o encontraste un camino escogido por intuición,... ¡Descubre a tu mago!

Después reflexiona y si puedes apúntalo en tu libreta. ¿Realmente no has encontrado a tu mago en algún momento de tu vida? O por el contrario ahora caes en la cuenta de que está ahí, de que en esos momentos en los que estabas en el abismo has salido a flote sin saber porqué, de que cuando eras pequeño siempre deseaste conseguir aquello que parecía imposible y que finalmente conseguiste aunque haya tardado tiempo.

2º) Para completar los ejercicios sentiremos a nuestro mago. Debes sentir en tu interior su significado. Deja entonces fluir una postura corporal que represente a tu mago.

Siente esa postura, y pregúntate cómo te encuentras. Dejas fluir al mago o lo tienes bloqueado y porqué. ¿Tiene poder tu mago? ¿Está muy apegado al mundo material o por el contrario está muy apegado al mundo espiritual, hay equilibrio? Mira la postura de tus manos que para el mago son muy importantes. La izquierda representa la materia, el pasado; la derecha representa la energía cósmica o espíritu o como quieras llamarlo, es también el futuro. ¿Cómo están tus manos, tus piernas, tu cuerpo...? Hay timidez o valentía, hay tristeza o fuerza. Analízalo con detenimiento y pregúntate siempre el porqué. Recuerda que tú eres el que tiene la respuesta, sea lo que sientas, admítelo.

Si te ha gustado esta ORACIÓN, puedes hacer clik en ME GUSTA, en + 1 y de compartirla en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

No hay comentarios:

PARTICIPAR EN ESTE BLOG