jueves, 13 de septiembre de 2012

El Tarot para comprender nuestras Relaciones


La convivencia cotidiana nos expone a las fricciones que la comunicación continua nos reta a sortear.

Somos particularmente distintos, sentimos, pensamos y creemos de manera disímil; y aunque muchas veces nos vanagloriamos de ser únicos; pocas veces entendemos que esas diferencias nos impulsan a combatir por un grado de razón que realmente cada uno tiene a su manera, con su estilo y precisamente por su particularidad.

Una parte importante de las lecciones y aprendizajes que nos presenta la vida proviene de nuestras relaciones con las personas con las que entablamos lazos de amistad, de amor, de odio, de conflicto o de dependencia.

Las preguntas sobre la aclaración de nuestras relaciones son las que más se hacen con respecto a las situaciones personales de la vida. De hecho, no hay ninguna otra esfera de la vida, salvo las situaciones relacionadas con nuestra profesión, que influya tanto y tan profundamente en nosotros y nuestro humor cotidiano.

Con la ayuda de las cartas del tarot es fácil detectar las circunstancias que no nos llevan a ninguna parte, que sólo nos encierran en un circulo vicioso de resentimiento, de tristeza e inseguridad; que no pueden superarse o que crean problemas; introduciendo un nivel de tensión en lo que debería ser la normal comunicación y comprensión de esos vínculos conflictivos.

La lectura del tarot desde la óptica arquetípica y kármica nos permite descubrir, esos defasajes energéticos que se producen con ciertas relaciones y que tanto dolor pueden causar a todos los que están involucrados en ella.
 
Crees que te maltratan, compiten contigo, te envidian o te hacen daño?
 
Toma las riendas de tu vida, profundiza en el conocimiento que tienes de ti misma/o, proponte un cambio que te libere de toda esa angustia y sé feliz


Si te ha gustado esta ORACIÓN, puedes hacer clik en ME GUSTA, en + 1 y de compartirla en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.

No hay comentarios:

PARTICIPAR EN ESTE BLOG