Las Cartas Zenner

Las cartas Zener fueron inventadas en la década de los años 20 por el Doctor Karl Zener y por el parapsicólogo J.B. Rhine.
 

Su propósito era estudiar a través de una metodología científica diferentes casos de clarividencia y percepción extrasensorial que se les iba presentando en su carrera.
Se diseñaron varios palos de figuras simples (estrella, cuadrado, círculo, ondas y cruz) en color negro sobre unas cartulinas blancas, aunque en principio se hizo sobre un papel blanco pero excesivamente fino y translúcido, lo que hacía que los voluntarios que experimentaban las sesiones, lograran alcanzar altas cotas de adivinación.
 

Además, en las primeras experiencias con este tipo de cartas, los naipes eran mezclados a mano, aunque el profesor Rhine se decantó más adelante por una máquina para que fuera ella la que barajara las cartas.

Por un lado, se encuentra el método para medir la telepatía de una persona, y por otro, su clarividencia.

El método de la telepatía:

Dos personas se colocan de tal forma que no tengan contacto visual, y si pueden estar en habitaciones separadas, aún mejor. La persona conocida como “transmisor” prepara un mazo de cartas y las va levantando una a una. Mira atentamente la figura y se concentra en ella. Una persona que hará las veces de testigo va anotando en una plantilla la secuencia de cartas tal y como van saliendo, y otra persona va golpeando la mesa con un bolígrafo, lápiz, o un objeto parecido.

Al escuchar este sonido, la otra persona que está experimentando, que es el “receptor”, anota en otra plantilla la figura que se le aparezca en la mente al “transmisor”.

El siguiente paso es comparar las dos plantillas, debiéndose obtener de promedio 5 aciertos de 25. Si se hallan valores superiores, probablemente se deba al azar, por lo que se debe repetir el experimento si se desean hallar resultados más fiables.

El método de la clarividencia:


Se mezclan las cartas en el mazo. Una persona anota la primera carta que cree que va a salir, y luego la levanta y comprueba si ha acertado. Se usa una misma plantilla que para el método de la telepatía. Más del veinte por ciento de aciertos se considera probable habilidad psíquica, y más del setenta y cinco por ciento serían habilidades extrasensoriales.